Se recargará la página automáticamente al seleccionar un año para mostrar el informe de actividades
 Buscador   Ir web de la CNDH

INFORME ANUAL DE ACTIVIDADES 2015    Ayuda

Derechos Económicos, Culturales y Ambientales

Análisis Situacional

Los derechos humanos económicos, culturales y ambientales se relacionan con los diversos ámbitos de la vida de las personas y son inherentes a su desarrollo integral, como el acceso a la vivienda, alimentación, agua potable y saneamiento, participación en la vida cultural y disfrute a un ambiente sano.

De acuerdo con el Reporte de Desarrollo Humano 2014 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, en 2013 México ocupó el lugar 71 en la lista de 187 países evaluados en su índice de desarrollo humano, medida que refleja el nivel de vida de las poblaciones. Dicha posición lo ubicó dentro del grupo de Estados cuyo desarrollo es considerado como alto. No obstante, aún persisten retos para asegurar el bienestar de las personas en los rubros clave para el desarrollo que tienen que ver con los derechos económicos, culturales y ambientales.

En lo que respecta al acceso a la vivienda, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señala una disminución en el porcentaje de viviendas propias en el país, ya que de 2000 al 2010, la cifra pasó de 78.7% al 76.4%. Aunado a ello, no todos los hogares cuentan con los servicios básicos de agua, drenaje y energía eléctrica: en 2010, el 88.7% de las viviendas en México tenían disponibilidad de agua, el  89.1% de drenaje y el 98.2% de energía eléctrica.

Adicionalmente, la sustentabilidad del agua está siendo comprometida. Basta señalar que, de acuerdo con estimaciones de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), en 2013 alrededor del 53% de los mexicanos se encontraban en situación de estrés hídrico.

Las condiciones  de pobreza que prevalecen en diversos sectores de la población mexicana, constituyen una barrera para el pleno goce de los derechos humanos. De acuerdo con las cifras más recientes del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en 2014 el 12.3% de la población sufría carencias por calidad y espacios en la vivienda, y el 23.3% por acceso a la alimentación, respectivamente.

En cuanto a la cultura como elemento del desarrollo, México presenta un escenario contrastante. Por un lado destaca por su riqueza cultural que se traduce, por ejemplo, en que junto con Bolivia y Perú, es uno de los países de América Latina que alberga el mayor número de lenguas indígenas. También cuenta con un gran número de sitios considerados como patrimonio de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés). No obstante, es necesario incrementar las acciones innovadoras para proteger dicha riqueza, así como el acceso de la población mediante estrategias como la promoción cultural y la creación de estímulos para el fortalecimiento de dicho patrimonio. Cabe señalar, que en este año se emitió la Recomendación 34/2015, sobre el patrimonio cultural de la Nación, derivado de los daños ocasionados a la escultura ecuestre del rey Carlos IV de España, conocida como “El Caballito”, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

El disfrute de un medio ambiente sano es otro de los elementos indispensables para el desarrollo de las personas. Sabemos que México es un país muy diverso, puesto que, de acuerdo con la obra Capital Natural de México de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), el país se ubica en el cuarto lugar de entre las naciones con mayor riqueza de especies. En conjunto con otros 17 países, alberga más del 70% de la biodiversidad del mundo, cuyos ecosistemas aportan servicios benéficos para el ser humano como la purificación del aire y del agua y la provisión de alimentos y de materias primas para la actividad económica.

No obstante, dicha riqueza natural se encuentra en riesgo. Según el INEGI, cada año se generan 2.24 millones de toneladas más de basura, se contaminan 10.15 millones de metros cúbicos de agua y se degradan 310 mil hectáreas de suelo. Lo anterior propició en 2012 costos por agotamiento y degradación ambiental, equivalentes al 6.3% del producto interno bruto.  

Principales Acciones

Bajo ese contexto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos creó el Programa de Atención a Asuntos relacionados con los Derechos Humanos Económicos, Culturales y Ambientales en 2012, a fin de promover y difundir entre la sociedad mexicana estos derechos con la visión de consolidar una cultura de respeto y protección hacia ellos.

En lo que respecta a esta labor, en 2015 se llevaron a cabo 18 reuniones de vinculación, a través de las cuales se logró el acercamiento tanto con autoridades como con organizaciones de la sociedad civil  relacionadas con el disfrute de los derechos humanos económicos, culturales y ambientales. Dichas reuniones derivaron en la organización de talleres, congresos y seminarios dirigidos a promover los derechos económicos, sociales y ambientales (Anexo III.13.1.)

Aunado a ello, se realizaron 13 eventos de promoción en la materia en favor de 1,052 personas. Al respecto, destaca la organización del coloquio internacional “Intercambio de experiencias y estrategias sobre el derecho a un medio ambiente sano”; así como la impartición de la conferencia sobre “El Derecho Humano al Agua” en el marco del Foro convocado por la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos, el taller sobre “Derechos Humanos y Medio Ambiente” dirigido a funcionarios de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y el taller “Cambio climático y derechos humanos: un desafío para la COP 21”, en donde expertos nacionales e internacionales destacaron la importancia de insertar un lenguaje de derechos humanos en el acuerdo climático de Paris (Anexo III.13.2.).

Asimismo, durante periodo en cuestión se distribuyeron 593,368 ejemplares de tres distintos materiales de concientización sobre los derechos humanos al agua y al medio ambiente sano, mediante los cuales se brindó a los lectores información básica sobre dichos derechos a fin de sensibilizarlos y promover su ejercicio (Anexo III.13.3.).
 
En los casos que configuran presuntas violaciones a derechos humanos económicos, culturales y ambientales, la CNDH atiende quejas y de ser el caso, orienta, canaliza y remite a los afectados hacia las instancias donde pueden recibir atención. En dicho sentido, en 2015 los principales hechos violatorios que se registraron en las materias consistieron en faltar a la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficacia en el desempeño de las funciones, empleos, cargos o comisiones, en omitir fundar el acto de autoridad, en la omisión de prestar el servicio en materia de electricidad y en la dilación en el procedimiento administrativo.

Es importante destacar que en este periodo la CNDH emitió la recomendación 48/2015 dirigida a las autoridades municipales de Jiutepec y Emiliano Zapata, en el estado de Morelos, con la finalidad de proteger el derecho humano a un medio ambiente sano de quienes habitan y transitan en dichos municipios.
 
 
Con el propósito de evitar la reincidencia de las problemáticas en la materia, la CNDH ha llevado a cabo acciones de mejora continua a través del intercambio de información con autoridades, tal es el caso de la Comisión Federal de Electricidad como responsable para hacer más eficientes los canales de comunicación institucional y en consecuencia, brindar solución expedita a las problemáticas planteadas en las quejas.

En este sentido, se trabajó en la mejora de las acciones de promoción de los derechos humanos económicos, sociales, culturales y ambientales, así como en la atención a los asuntos de presuntas violaciones a los derechos humanos en esta materia, impulsando el bienestar de las personas que se encuentran en el territorio nacional.
 
 
Herramientas para accesibilidad